Datos personales

Mi foto
Me gusta la escritura, la lectura, la perfección, una silueta esbelta, una piel bronceada, suave y firme... la moda, los retos...
AT E N C I Ó N:

***Esto no es un blog pro-ana/pro-mía; para nada quiero inducirte a que hagas algo que no quieras;

***repito: aquí sólo plasmo mis sentimientos, sensaciones y los pensamientos que invaden mi mente... (una forma de desahogo y, en cierta manera, de control hacia mi misma);

***en ningún caso, en esta página, encontrarás tips ni consejos para aprender a vomitar...

***Así que, si buscas eso, o crees que no va a gustarte mi forma de vida, o la forma en la que enfoco las cosas, o no vas a sentirte cómodo/a leyéndome...

"sal inmediatamente de aquí porque este no es tu lugar")

¡Nadie está obligado a seguir leyendo si lo que lee... no le gusta!

He abierto este blog, más que nada, para desahogarme y sentir que tengo el apoyo de la gente; quiero compartir "todo lo que pasa por mi mente" con todas vosotras. Me siento muy sola y pocos me entienden.

A parte de mi diario personal (escrito a mano)... a menudo iré escribiendo aquí ya que me conectaré cada día (al menos eso intentaré) para alimentarme de vuestras fuerzas y ganas de luchar por NUESTROS OBJETIVOS.

Princesitas... ¡JUNTAS LO CONSEGUIREMOS!



MI ALTURA: 1.62















TrastornoGrado
ParanoideMUY ALTO
EsquizoideALTO
EsquizotipicoMODERADO
HistrionicoBAJO
AntisocialMODERADO
NarcisistaMODERADO
LimiteMUY ALTO
ObsesivoALTO
DependienteALTO
EvitadorMUY ALTO


Test de trastorno de personalidad

Mis otros blogs (sub blogs)

Sub. blog: THINSPIRATION

Sub. blog: MIS METAS

Sub. blog: MIS INTAKES + GYM

viernes, 18 de septiembre de 2009

Le besé... + Plan 19 días

Chicas, gracias por interesaros por mi historia con "comercial" y por lo que podamos llegar a sentir pero, esta vez, no me extenderé mucho hablando sobre ello pues me corre más prisa compartir con vosotras "Mi Plan 18 Días".

Vamos por partes xD.

1. Al final fui a su casa y, al cabo de unas dos horas, le besé; sí, nenas, fui yo quién
le besé, ¡ni me lo creo! Nunca he dado yo el primer paso y no sé explicar lo que sentí en ese momento pero tuve la necesidad de hacerlo y, sin pensármelo, lo hice. Menos mal que me devolvió el beso jaja. Es que ahora lo pienso y digo... ¡qué loca! En ese momento no pensé ni en la posibilidad de que me pudiera rechazar pero... podría haberse dado el caso también, ¿no?
Mirad, mi conclusión es que paso de rallarme en si hice lo correcto o
no, en si tendría que haberme reprimido o no, en si tal, tal..., ¡paso! A día de hoy quiero limitarme a dejarme llevar, sí, a vivir el momento ("Carpe Diem" como me recordó una princesa) y... ¡ya se verá! Ahora me siento bien y quiero, por una vez en la vida, olvidarme de todo y disfrutar. Hay que recalcar que es un encanto de chico, súper atento, observador, cauteloso, mimoso, risueño, trabajador, familiar... hace que me sienta bien.

2. Empieza mi plan de ataque, mi "Plan 19 días"
(Dependiendo de las fechas señaladas -cumpleaños, navidades, fiestas... celebraciones en sí- iré haciendo planes de estos con un intérvalo de días específico, para que mi dieta se me haga más amena. Esta vez tocan 18 días seguidos por el motivo siguiente: el 9 de octubre de 2009 nos reunimos todas las del gimnasio para ir de tapeo y, después, de marcha; así que hay que estar perfecta para ese día.

(Después empezaré otro plan por otro motivo, de más o menos días, dependiendo de la fecha próxima de celebración o cualquier cosa, evento o... lo que sea)
Mi plan empieza el lunes que viene, es decir:

día 01***21 de sept.de 2009
día 02***22 de sept.de 2009
día 03***23 de sept.de 2009
día 04***24 de sept.de 2009

día 05***25 de sept.de 2009
día 06***26 de sept.de 2009
día 07***27 de sept.de 2009

día 08***28 de sept.de 2009

día 09***29 de sept.de 2009
día 10***30 de sept.de 2009
día 11***01 de oct. de 2009
día 12***02 de oct. de 2009

día 13***03 de oct. de 2009
día 14***04 de oct. de 2009

día 15***05 de oct. de 2009
día 16***06 de oct. de 2009
día 17***07 de oct. de 2009
día 18***08 de oct. de 2009
día 19***09 de oct. de 2009 ==> quedada con las del gym


Confío en que me va a ir genial puesto que el lunes 21 de sept. de 2009 (primer día de mi plan) empiezo las clases, así que estaré súper entretenida... Uf, vuelvo a estar toda eufórica...

día 06 (sábado, 26 de sept. de 2009) ==> me pesaré
día 13 (sábado, 03 de oct. de 2009) ==> me volveré a pesar
día 19 (viernes, 09 de oct. de 2009) ==> me volveré a pesar

Hace días que no me peso y no lo haré hasta dentro de 10 días porque no quiero emparanollarme ni deprimirme a la hora de ir a clase. Así que prefiero vivir en la ignorancia hasta día 26; porque la 1º semana de clase (la del lunes 21, primera semana de mi plan, también) lo haré perfecto con la comida y los números que marque la báscula el día 26 no me asustarán tanto como los que podría llegar a marcar hoy, por ejemplo.

Y claro, mi idea es que día 26 no sea un peso muy elevado; e imagínate, después, el peso de día 3 de octubre (7 días más; es decir, 14 días (menos 4 que son sábados y domingos) yendo a clase, entretenida, haciéndolo perfecto. Mi peso de día 3 de octubre ya tendría que ser bastante decente, y ya ni te hablo del día 9.

Aclaración: los sábados y los domingos, mi idea, es hacerlo perfecto también; aunque soy consciente que me costará más porque no estaré tan entretenida...

...Prohibido pecar...

No sé si os habréis enterado muy bien de mis planes y propósitos pero, en resumen, mi objetivo es adelgazar y sentirme bien conmigo misma sea como sea, me cueste lo que me cueste. Y, a partir de ya, LO VOY A CONSEGUIR porque tengo fe y confío en que sí puedo, porque "querer es poder" y... yo quiero :D.

No tengo mucho tiempo pero os juro que en cuánto pueda me paso por todos vuestros blogs y os dejo mi huellita. ¡Os amooo!

martes, 15 de septiembre de 2009

...el comercial... Confusa, agobiada...

Mis padres, al final, el viernes se quedaron en casa porque hacía mal tiempo... así que cuando el comercial vino yo no estaba sola. Nos instaló la tele del salón y parecía que nos conocíamos de toda la vida, hablando, comentando y haciendo cachondeo. Yo notaba que, muchas veces, el chico me miraba y cuando nos cruzábamos... los dos quitábamos la vista; eso me gustó e hizo que me picara más la curiosidad xD.

Llegó el momento de ir a mi habitación a instalar mi tele. En teoría teníamos que estar poquísimo rato porque los cables ya estaban preparados y, a parte, esa tele era la del escaparate... así que los canales ya estaban sintonizados. Pero, aún así, el comercial quiso volver a sintonizarlos "por... si a caso".

Empezó a preguntarme cosas sobre mi: qué edad tenía, cuándo era mi cumple, qué solía hacer en mis ratos libres, que si tal... que si cual. Yo iba poniéndome nerviosa pero, igualmente, me gustaba esa situación de... incertidumbre. No me hagáis decir cómo pero, al final, acabamos quedando para ir un día a tomar algo y conocernos mejor.

Nada, que acabó de hacer todo lo que tenía que hacer y se fue.

No tardé mucho en recibir un mensaje suyo, y otro, y otro, y otro... así hasta llegar a unos 6 mensajes (yo le contestaba, está claro, jeje). En resumen: quedamos para ir a tomar algo el domingo.

Pues resulta que pensé que, quizá, eso era una señal para que (por fin) diera el paso y le pusiera las cosas claras a mi cari. Por la mañana del sábado hablé con él y le dije que creía que lo más conveniente, para los dos, era dejar de vernos (no le di ninguna razón... pues ya es un tema del que hemos hablado muchas veces y tampoco era plan de empezar a volver a "sonsacar cosas"; no se lo esperaba pero, igualmente, lo aceptó:
Vicky: "Me dijiste que la finalidad de estar juntos era para pasarlo bien y estar felices y a gusto, los dos; y que cuando yo viera que no era feliz o que las cosas no iban bien... que te lo dijera ... Y he estado pensando mucho y creo que, lo mejor para los dos, es dejar de vernos"
Cari: (entre otras cosas) "En cierta manera tienes razón, ni tú avanzas ni yo avanzo y, al fin y al cabo, nos hacemos más daño estando de esta manera"

Acabamos de buen rollo; pero creo que mi cari todavía no se cree que... no voy a volver. Pero bueno, tiempo al tiempo... Ahora que he dado el paso... no quiero ni debo volver atrás.

Pues eso, el sábado por la noche me conecto al "facebook" y veo que alguien me había agregado y, ese alguien, coincidía con el nombre del comercial; lo acepté y al ver su dirección de correo hotmail... lo agregué al messenger. Yo estaba flipando. Enseguida me aceptó y empezamos a hablar:
Vicky: "¿Cómo me has encontrado si no sabías mis apellidos?
Comercial: "He puesto .Vicky. y me han salido muchas... y he ido una por una hasta encontrarte"

Me quedé de piedra, no sabía ni qué decir. Estuvimos hablando unas dos horas seguidas, contándonos cosas y él me confesó que nunca había hecho tanto para poder hablar con una chica. Me dijo que cuando me vio entrar en la tienda sintió algo raro, algo especial, algo que nunca había sentido... Yo le dije que me pasó algo parecido... que pim, que pam... Nos despedimos hasta... el día siguiente.

Llega el domingo y, quieras o no, yo estaba histérica perdida. Seguía pensando en "mi" cari, aunque estaba orgullosa de mi misma por haber sido capaz de dar ese paso. Nada; que el comercial viene a buscarme a casa sobre las 21:30h y vamos a tomar algo. Hablamos mucho hasta que, al final de la noche, salió el tema de mi cari.

Por el messenger yo ya le había adelantado que había tenido algo con un chico recientemente (le mentí cuando le dije que hacía dos semanas que no le veía, pero bueno...). Y nada, en persona... empecé a contarle un poco por encima "mi historia" con cari... y empecé a sentirme incómoda. Él me escuchaba atentamente y tal... y supongo que no debí disimular muy bien mi incomodidad porque me dijo que si quería me llevaba ya a casa (bueno, ya estábamos a bajo en mi portal).

Pues sí... medio terminamos la conversación y le dejé claro que no volvería con mi cari pues ya que había dado ese paso... no quería volver a lo mismo porque sabía que si volvía... era para volver a "dejarlo".

Subo a casa y no me sentí, para nada, contenta. No sé qué me pasó. Supongo que la última conversación que tuvimos me dejó por los suelos. No dejaba de pensar en mi cari. Sentía como que le había faltado al respeto. Sentía que le había engañado. Sentía mil cosas horribles. Incluso llegué a arrepentirme de haber quedado con el comercial. Empecé a ponerme nerviosa, a pensar mil cosas, mil posibilidades de lo que podría llegar a surgir con el comercial. No podía dejar de darle vueltas a la cabeza. Me metí en la cama y:
02:10h Sms recibido ("comercial"): "Nervios... lluvia... y nose..me e ido pq no t veia muy comoda y cambiaaste tu cara al hablar d tu "ex" nose...la verdad estabas guapísima y se q ers una xica q vale la pena...estoy raro aora...Solo se q me encantas.B.noches"

02:18h Sms enviado ("comercial"): "Lo siento,d verdad,y gracias x todo.En serio k eres 1sol..Me ha gustado kedar cntigo...Ahora yo stoy así como un poco blokeada.. Buenas noches!"

02:24h Sms recibido: "Q no lo sientas si eres 1encanto..lo q pienso q notienes todo tan claro como kizas piensas..a..me gusto q me cogieras..aunke fuera para no caerte..jeje bueno si te apetece quedar otro dia ya me dices..buenas noches venga a dormir q a las 7 en pie!un besito"

02:28h Sms enviado: "Jeje, gracias y claso k me apetece kedar otro diap! Y si,mjor ns vamo a dormgr k yo stoy zombi perdida ajaj. Hablam pronto, ok? Dscansaaa mua5k"

04:26h Sms recibido: "No puedo dormir..."

La verdad es que yo sí pude dormir, así que leí ese último mensaje pero decidí no contestarle...

El día siguiente (o sea, ayer lunes) nos enviamos algún que otro mensaje más y me invitó para hoy (martes) ir a su casa y ver un programa que nos gusta a los dos (él lo grabaría y lo veríamos después); me invitó, también, para que cenara en su casa. Le dije que sí, que vale, que perfecto. Pero, en verdad, tan perfecto no era:
porque... si le he dicho que sí... (¡en su casa!) ¿pensará que quiero algo más... acostarme con él o no sé...? Yo no sé si estoy preparada, si tendré ganas, si... ¡lo que sea! Uf, eso me estresa.

porque... sé que se me cerrará el estómago y seré incapaz de probar nada de lo que prepare. (No soy capaz de comer nada delante de alguien que apenas conozco) Aclaración: él hace vida sana, así que estoy convencida que preparará algo poco calórico (es más, me lo dijo)

¡Uf! Decidí decirle que sí pues porque joder, es buena persona y tampoco querría perderlo como... amigo. Porque claro, si empiezo a decir que no a todo lo que me propone... volveré a quedarme sola en la vida. Y creo que hay que aprovechar las oportunidades buenas que se nos presentan. Pero estoy tan confundida... tan liada. A ratos tengo muchas ganas de verle y, en otros momentos, esas ganas desaparecen y se vuelven en temor, miedo...

No sé, chicas, pero estoy agobiada...¡Y no es la primera vez que me agobio con cosas así! Ojalá pudiera dejar de pensar en todo lo que puede pasar y... dejarme llevar por una vez en la vida.

. . . Vuelvo a terminar la entrada y, para no variar, vuelvo a estar xof . . .

Gracias por interesaros por mi, por apoyarme, entenderme y aconsejarme. Sois mi vida. Os quiero.

viernes, 11 de septiembre de 2009

¿De ligoteo comprando 2teles con mamá? ¿Y mi cari?

Ayer, mi madre y yo, fuimos a una tienda a mirar una tele grande para el salón y otra pequeña para mi habitación. Me limité a vestirme y a arreglarme el pelo, pero ni me puse tacón ni me maquillé (cuando digo maquillar... me refiero a ponerme colorcito en la cara, hacerme las ralla negra en los ojos y ponerme un poco de rimel, nada más; nunca suelo ir más maquillada que eso pues no me gusta una chica con exceso de potingues en el rostro).

Raro en mi, porque yo soy muy tiquismiquis y, debido a que soy tan perfeccionista con todo, siempre salgo a la calle de punta en blanco. Pero ayer estaba súper reventada, me dolía todo el cuerpo de tanto gym y... me despreocupé por cómo salía a la calle. Pensé: "total, voy con mi madre... además, estaré entretenida con ella y me será más fácil olvidarme de lo que pueda pensar la gente de mi"

Cuestión, que llegamos a la tienda y rápidamente vino un comercial, joven guapísimo, a atendernos. Mamá y yo nos definimos como "paletas en todo lo referente a las nuevas tecnologías", así que el que nos iba a vender las teles nos tenía que hablar lo más claro posible para que, nosotras, le entendiéramos.

El caso es que estuvimos un buen rato mirando televisores (este es muy grande, mejor el otro, ¿o no?, sí, mejor este, ¡uf, que lío!) Mi madre acabó agobiándose pero, aún así, nos reíamos y pasábamos un buen rato porque a parte de que el comercial era un joven guapísimo... ¡era simpatiquísimo y súper agradable! Mamá decidió llamar a papá para que le diera su opinión acerca del tamaño de la tele y... esas cosas xD.

Pues ya nos tienes ahí, a mi mami hablando por teléfono y el chico y yo... esperando...
Comercial:
"Me suenas de algo y no sé de qué; te he visto en algún lado pero ahora no caigo..."
Vicky:
"¿Sí? no sé, la verdad que tu cara también me resulta familiar... No sé... yo vivo por aquí..."
Comercial:
"Entonces... quizá sea eso"
Vicky:
"Aunque bueno, yo suelo moverme más por la calle de atrás..."
Comercial:
"Mmmm... pues, a ver... ¿trabajas en...? Que a lo mejor es de tu trabajo que me suenas...
Vicky:
"Pues... ¡es que no trabajo! jiji
Comercial:
"Pues... a lo mejor de haberte visto de marcha"
Vicky:
"Tampoco suelo salir mucho de marcha, jaja"
Comercial:
"Jajaja, entonces... ¡pues no sé! ¿Que estás encerrada todo el día en tu cuarto con la tele? Jejje.

(tenía ganas de decirle: -¡pues sí! Apenas salgo de casa y si lo hago... ¡¡¡me dan ataques de pánico por estúpida, fea y gorda!!!) pero le dije:
Vicky:
"Jajaja, ¡nooo! ¡Claro que salgo a la calle! Pero ni me muevo por aquí, ni trabajo y ni salgo de marcha.
Comercial:
"jaja, pues no sé de qué debes sonarme... pero me suenas muchísimo"

Mi madre colgó el teléfono y seguimos mirando teles de buen rollo hasta que nos decidimos por dos. Nos dirigimos al mostrador y cuando nos poníamos de acuerdo de cuándo nos las traerían a casa, mi madre soltó: "Antes del 21 de septiembre, porque la niña ya empieza a estudiar y ya será más difícil que haya alguien en casa" Y... ¿sabéis? El chico se interesó por mi preguntándome que qué iba a estudiar, incluso nos llegó a contar que su hermana hacía dos años que había acabado esa misma carrera xD.

Nada. Como mi calle está cortada por obras y demás... el chico nos dijo que mañana (o sea, hoy) vendría a casa a las 20:30h (después de que cerrraran la tienda) a traernos la tele en carretilla y a hacernos la instalación (lo dijo después que mi madre le dijera que sólo estaría yo en casa porque ellos se marchaban fuera, o sea... a la casa de verano todo el finde)

Pues nada, chicas; que "tengo una cita" inesperada con un chico maravilloso que nos vendió dos teles y que nos hizo descuento por "caras bonitas" :-).

¡A ver! Por partes: no es cita, es simple... instalación de dos televisores jajaja. Pero no sé, mi madre todo el rato me recalca que yo, a ese chico, le impacté... pues no tenía por qué "interesarse" tanto por mis cosas jajaj. ¡Dios! ¡Es que me parto, en serio! Pero, pensar eso y que mi mami me diga esas cosas y que pasara lo que pasó, me hace sentir bien :D.

Tengo a mi cari, vale, ciertísimoooooo; pero las princesas que leyeron la historia con mi cari... entenderán por qué me pica la curiosidad de "conocer" al comercial.

Aclaración: mi cari no es mi novio; lo quiero con locura, le tengo mucho cariño y mucho respeto... Pero no es mi novio aunque me sienta atada a él... Uf, ahora vienen los nervios. Dios, qué rabia... lo dije y lo vuelvo a repetir: "tendría que cortar esa historia ya si, realmente, sé que no tengo futuro con él... Pero cuesta tanto..." (Leed la entrada de mi cari, si queréis enteraros de la movida)

Ufffffffff........ desestresing, babies, estoy toda loca... Con la comida... más o menos, uf uf, no sé qué me pasa que útlimamente, al terminar las entradas, me estreso con mucha facilidad porque no sé si plasmo, exactamente, lo que siento y lo que pasa por mi cabeza... Y no quiero que penséis que soy mala persona porque no es que juegue a dos bandas, todo tiene su motivo... Pero si no todas vais leyendo todo... uf, quizá no se entienda y os penséis que soy una puta sin serlo... :S ¿sabeis? Uf no, por eso me estreso, porque quiero que quede clara la historia que tengo con mi cari y uf... Aunque le quiera, sí, le quiero pero... no puede ser, no puede ser y todo el mundo me lo dice que no puede ser... pero yo... erre que erre, que sigo con él para no quedarme sola. Y no dejarle hace que me impida conocer a otra gente. Como ahora, que esta noche no tendría ningún reparo en decirle al chico que me diera su teléfono o cualquier cosa... pero no, claro, la vicky no puede hacer eso porque está con su cari, atada sin tener por qué estarlo. Todo por ser una comodona y no querer afrontar la dichosa realidad.

Uf... chicas, me despido, en serio, no os quiero traumatizar añadiendo párrafos como el último.

Ya os contaré todo :D Xitossssssss (K) MUaK!

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Con la boca cerrada... se está más guapa

98 calorías ya en lo que llevamos de día... así que... nada más hasta mañana o... quién sabe. No hay vuelta de hoja. Es lo que hay. Es lo que necesita mi cuerpo y mente para volver a sentir que tengo derecho a sonreir cuando me apetezca.

Mi última entrada era muy positiva, cierto; pero las que hace tiempo que me siguen... sabrán que mi positividad dura muy poco; incluso, a veces, me dura tan sólo horas... o... ¡escasos minutos! Sí... soy una desequilibrada. Mi frase "preferida": "o todo o nada" ¡eso es lo que me define!

Soy incapaz de controlar mis emociones, sobre todo, cuando estoy sola. ¡Parezco una loca y mis pensamientos llegan a ser incoherentes! Delante de la gente (depende con cuál y en según qué momentos y situaciones) actúo, finjo, aparento, simulo, engaño, encubro, falseo... disfrazo mi vida.

Soy licenciada en esconder, por ejemplo a mi cari o a mis padres, el ataque de histeria que he tenido hace cinco minutos antes de que ellos llegaran. Sí. Soy capaz de tener un ataque exaltado, sola, en mi casa, pataleando, tirando cosas, lesionándome... y aparecer alguien y... lavarme la cara y fingir que todo va bien, "como siempre" (ironía pura).

¿Eso no es de locos?

Hoy... no tengo más na que decir...

Gracias por estar siempre ahí...

lunes, 7 de septiembre de 2009

Nueva oportunidad

Todavía no se sabe con exactitud cuándo será el inicio de las clases pero, probablemente, serán el día 21 de septiembre.

Suspendí la selectividad en junio de 2006 y, desde ese fecha, no he tenido valor de centrarme en nada en concreto; me sentí hundida, acabada y derrotada, como si nada tuviera un sentido. No he sido capaz, hasta ahora, de encontrar algo para estudiar que me motivara. (Tampoco he sido capaz de ponerme a trabajar en... mi puta vida; no por vaga, sino... por miedo, temor, pánico, terror a la gente)

Siempre he tenido muy claro que quería estudiar, estudiar y estudiar para "ser alguien" en esta vida... Pero al suspender el acceso a la universidad se destruyeron todos mis planes, mis sueños...

Han pasado 3 años y, por fin, me he decidido: estudiaré un Ciclo Formativo de Grado Superior de (obvio, no lo diré, lo siento). La idea me fascina, pero pensar en que, después de tanto tiempo de hacer lo que me viene en gana, tenga que "encerrarme" en un aula repleta de gente desconocida... me aterra.

Nunca he tenido amigas; las pocas que he tenido me han durado muy poco, poquísimo. Pero ahora no tengo ganas de lamentarme por ello, no, no y no. Tengo una nueva oportunidad.

Y... sí, chicas, voy a coger este tren y voy a aprovechar al máximo la nueva etapa de mi vida. Sé que me costará muchísimo pero, aún así, lo voy a intentar y... ¡voy a conseguir, cueste lo que me cueste, ser la mejor de mi clase! (y lo digo en todos los sentidos).

Soy muy competitiva, lo reconozco; pero, más bien, compito conmigo misma. Me gustan los retos y, como buena capricornio, soy cabezota y voy a conseguir lo que me de la gana porque, en el fondo, nunca paro hasta conseguir mi propósito (aunque a veces me sienta débil y con falta de ganas de luchar... siempre acabo levantándome retomando "mi deber").

Sí, hoy estoy positiva y con ganas de "comerme" el mundo. Mis padres ya están aquí, ya han vuelto de la casa de verano y volvemos a compartir hogar; pero ahora, en este preciso momento, eso no me incomoda ni me hace sentir mal para nada.

Hoy volveré al gimnasio, sí, ya estoy con fuerzas para ir. En principio, me quedan dos semanas para poder ir por las mañanas y quiero aprovecharlo al máximo para que, el primer día de clase, me sienta más segura de mi misma por el simple hecho de haber hecho las cosas bien (mucho gym, poca comida y... mucho ánimo, satisfacción y orgullo; y, por supuesto, desintoxicada de toda la porquería que hay en mi cuerpo)

Hoy vuelve a empezar mi plan de ataque, mi plan para el inicio del nuevo curso y, como no, para el inicio del próximo verano. He creado un nuevo bloc: "MIS INTAKES + GYM" y, ahí, iré publicando lo que como y lo que quemo cada día y, así, hasta (de momento) el 21 de junio de 2010 que es el inicio del verano o, al menos, aquí en España.

Espero poder transmitiros y hacer que os llegue toda la energía positiva que tengo en el día de hoy :-).

¡Os quiero muchísimo! Gracias por todo!

P.D. Mensaje para Nadia: gracias por el comentario, preciosa; no te conocía y, la verdad, sería un orgullo para mi poder hacerlo; pero me resulta imposible entrar en tu blog (creo que lo tienes privatizado). ¡Un besazo!

viernes, 4 de septiembre de 2009

Peleas y confesiones. ¿Sigue enferma?

No sé muy bien cómo empezar esta entrada, pues resumir todo lo que ha pasado y he sentido durante mis 5 días de vacaciones, lejos de mi isla, es muy complicado. Pero intentaré ser lo más clara posible e ir al grano porque... la cosa tiene tela.

(Espero de corazón que, por favor, leáis mi entrada -aunque sea larga- pues quizá os ayudará a entender un poco mejor mi situación y eso, en el fondo, me hará "feliz")

Os recuerdo que nos fuimos tres personas: mi hermana, un amigo (le llamaremos "mi hermano-postizo") y yo. Hay que recalcar que "mi hermano postizo" es más amigo de mi hermana que mío, de hecho siempre lo veo si está mi hermana (a solas con él... nunca he quedado; así que entre ellos dos hay más confianza).

Era de esperar que acabaríamos no aguantándonos ni a nosotros mismos; era de imaginar que acabaríamos peleándonos. Pero nunca pensamos que esto ocurriría tan pronto como el segundo día de viaje. Con mi hermana perfecto (entre nosotras tenemos muy buena relación y nos entendemos muy bien) pero con "mi hermano postizo" es difícil.

Sonará fuerte pero ya he dicho que no me andaré con rodeos: él es una muy buena persona, sí, es como una especie de hada madrina porque siempre aparece cuando más lo necesitas pero, también, es un mal educado y un mal criado y, muchas veces, está en la parra, no escucha y, para disimularlo y negar lo evidente, se monta una película que no tiene sentido y... ¡eso llega a poner de los nervios! Todo por no querer reconocer las cosas.

Así que... CARTA PARA MI HERMANA:
"...Mi niña, mi querida hermana, mi adorada amiga; te quiero tanto y tengo tantísimas cosas que decirte que no sé ni por dónde empezar. Repetiría el viaje siempre y cuando "nuestro hermano postizo" se quedara en su casa. Contigo me lo pasé genial y, como ya te dije, en el viaje me di cuenta que te quiero más de lo que pensaba (y eso ya es muchísimo).

Y, ahora, te explicaré el por qué: cuando "hermano postizo" te hacía alguna marranada o te decía algo fuera de lugar, sentía como si me clavaran un puñal en el corazón, sentía dolor por partida doble... porque todo lo que te hacen a ti... es como si me lo hicieran a mi. Me iba hirviendo la sangre con cada comentario tonto que salía por su boca y con la manera de actuar de niñato mimado.

Sabemos, a ciencia cierta, que "hermano postizo" nos quiere con locura, que daría la vida por nosotras si hiciera falta pero... ¡es tan maleducado y tan desagradecido! Qué pena, ¿verdad?

Pues, ¿sabes? Ya "he olvidado" todas las veces que él ha hecho peripecias para esconder que, en realidad, no nos estaba escuchando cuando planeábamos el día y la ruta que íbamos a hacer, ya "he olvidado" esa vez que pisó a un niño y no se disculpó y nos hizo quedar a nosotras, también, como unas maleducadas, ya "he olvidado" la mala leche con la que se despierta cada día, ya "he olvidado" la forma tan desagradable y asquerosa que tiene de comer delante de la gente, ya "he olvidado" sus piques sin motivo... ¡y ya "he olvidado" mil cosas más. Sí, por mi bien, por mi salud mental. Tú ya te has enfrentado muchas veces con él y yo lo hice también y, la verdad, sabes que me ralló bastante.

"He olvidado" casi todo lo malo; y digo "casi" porque hay algo que pasó que me retumba en la cabeza y no me deja ni dormir.

Doy por hecho que recuerdas, como yo, el segundo día que "hermano postizo" acabó diciéndome que pasara de él y, más tarde, vino corriendo a pedirme perdón. Pues la charla que tuvimos después, los tres, me llegó en lo más profundo de mi ser. Le dimos vueltas a todo lo que había pasado y lo que no queríamos que se volviera a repetir. Pero hubo algo en lo que hicimos mucho hincapié y me hizo llorar: "ex" anoréxicas, comida, vomitar, sentirse mal...

Sabes que todo empezó porque "hermano postizo", en ese momento, nos exigió que le dijéramos todo lo que nos había molestado y, entre otras mil cosas, yo le dije:
Vicky:
"Por ejemplo, cada vez que bajamos al restaurante haces el mismo comentario: que si esa familia de gordos, que cuánta comida se ponen, no va a quedar nada para el resto, mira las niñas, tan pequeñas y parecen cerditas... Y a mi, eso me duele, me duele mucho. De hecho ayer te lo dije, que por comentarios de gente como tú, yo estoy mal de la cabeza"

Y tú añadiste algo así:
"Y a mi cuando me abrazas y me dices: ay esas carnes, te comería entera. Pues esas carnes me gustaría que no estuvieran. No entiendo cómo es que siempre haces comentarios de este tipo cuando tienes una madre obesa. Sé que a nosotras nunca nos has hecho comentarios así, sé que lo de las carnes lo dices porque te pone, tú mismo lo dices; pero a mi me ralla que lo digas y a mi hermana también. Nos ralla que siempre hagas bromas de gordos, de comida... ¡cuando tú tampoco estás delgado! Parece mentira que, con todo lo que hemos hablado y sabes de mi (y de mi hermana lo sabes porque te lo he contado), sigas diciendo estas paridas. Me duele y me jode que, sabiendo que somos """ex"""-"anoréxicas", seas capaz de hacer bromas de este tipo. Yo estoy gorda, pero eso no quiere decir que cuando como no tenga ganas de vomitar; sí, cada vez que como quiero vomitar. Yo todavía no lo he superado, hace nueve años que aparentemente me curé, pero por lo visto no lo he superado si todavía me siento mal cuando como compulsivamente y, después, lo vomito"




Yo sólo lloraba, suspiraba y repetía:
"Dios, ay, no, uf... yo estoy igual, yo estoy igual"


Y "hermano postizo" inmóvil, quieto, sin mencionar palabra, flipando y asintiendo con la cabeza.

Y tú:
"Sé que todo lo que he dicho es súper duro; me he explayado y creo que ni mi hermana era consciente de eso; pero ya lo sabe porque tú me has obligado a que salieran a flote "todos" mis sentimientos. Y te pido que, por favor, no vuelvas a mencionar nada de todo esto, que pares, y que seas consciente del daño que puedes llegar a hacer con estos comentarios"

Y yo:
"No te puedes hacer ni una mínima idea de lo mal que lo hemos pasado, toda la familia, ni de lo mal que lo estamos pasando"

Nos abrazamos los tres y... ¿todo solucionado? Pues no sé qué decirte, mi niña; porque a mi me sigue retumbando en la cabeza todo lo que dijiste aquel día. ¿De verdad que no estás bien? ¿De verdad que sigues teniendo la necesidad de vomitar? Te sobran kilos, cierto, pero no por eso pensé que ya estabas bien. Pensaba que ya estabas bien porque tú siempre "chuleas" de que has podido conseguir todo lo que te has propuesto sin ayuda de nadie, siempre dices y recalcas que te sientes bien y que pasas de lo que digan los demás. Que antes no eras así y has conseguido ser "echá pa'lante", que lo has conseguido tú solita. Pero... ¿qué has conseguido?


Dios, tonta de mi que no me he dado cuenta antes. Si yo soy la primera que finge estar bien sin estarlo...

Cariño, estuve a punto de contarte todo lo que sigue pasándome por mi mente, todo lo que sigo sintiendo cuando pruebo comida, todo lo que sigo sufriendo... pero tú eres más inteligente que yo y, aunque no te lo confiese, sé que lo sabes. Tú fuiste más fuerte y más valiente y, en esa conversación con "hermano postizo" ,te salieron cosas que jamás hubiéras imaginado que dirías delante de mi. Pero las dijiste y es por eso que no dejo de comerme la cabeza porque yo quiero y necesito que te sientas bien.


No sé muy bien cómo afrontar todo esto, me viene muy grande. No puedo decirte que pidas ayuda pues no puedo exigirte algo que yo no hago. Lo único que sí voy a pedirte yo es que... cuentes conmigo para lo que necesites.


TE AMO..."



Cuando mi hermana "tuvo" (tiene, o qué sé yo) anorexia... yo era muy pequeña pero, aún así, me daba cuenta que las cosas no iban bien. Recuerdo a mi padre, por las mañanas, con el desayuno de mi hermana en la mano y dándoselo a la boca, y mi hermana pataleando y llorando como una histérica. Estuvieron, incluso, a punto de ingresarla, pero pudo recuperar un poco de peso y "se salvó de esta". ¿Se salvó? Pues no lo sé porque por lo visto...

Os juro que, en el fondo, deseaba que algún día habláremos sobre eso, que qué hacía, qué sentía, qué siente ahora... En mi familia siempre ha sido un tema tabú y nunca se ha hablado sobre la enfermedad de mi hermana. Yo tengo vagos recuerdos pero, aún así, los tengo.

Ese día, en el viaje, no tuve ocasión de hablar profundamente sobre eso, pues me quedé de piedra, atónita, estupefacta... Así que sólo me sirvió para descubrir, de nuevo, el secreto de mi hermana. Y me quedé con las ganas de charlar con ella... Yo sé que nunca volveremos a hablar sobre ello (más que nada porque, a cada una, nos conviene así; no sé si me explico)

A veces me pregunto si soy imbécil por haber caído, yo también, en este infierno. Y sobre todo, habiendo vivido la enfermedad de mi hermana tan de cerca. Pero ya lo recalqué en la presentación de mi blog: que yo nunca he sido wannabe, que esos sentimientos que tengo nacieron sin yo buscarlos, fueron apareciendo poco a poco, miedos, terror, pánico, baja autoestima, poca aceptación... Si por mi fuera... me quedaba con los Kg que tengo pudiéndome aceptar y queriéndome tal cual soy, pero eso hace años que me resulta imposible. Por eso y por la "confesión" de mi hermana... estoy casi segura que nunca lograré una estabilidad y sentirme bien conmigo misma.

Yo no me considero anoréxica y, ni siquiera, quiero pensar en esa posibilidad. Simplemente no me acepto, ni me gusto, odio la comida, odio todo... y ya está, soy así y punto. Sé que algo me ocurre, que algo me pasa... quizá esté loca, pero no-soy-ni-seré-a-no-ré-xi-ca; odio esa palabra y la odio más cuando la gente la utiliza a la ligera. Odio todo y me estoy poniendo nerviosa ya.

Resumiendo el resto: a parte de todo lo anterior... lo pasamos bastante bien, pero comí como una auténtica cerda, sí, compulsivamente y sin apenas masticar nada; ahora tengo la marea roja y estoy hinchadísima. Hoy ayuno total.

Os quiero muchísimo y os echaba muchísimo de menos... (K) y... GRACIAS si habéis conseguido llegar al final de la entrada jeje...

P.D.1. Más tarde me paso por vuestros blogs... ahora es prontísimo y voy a irme a la cama un rato, a ver si duermo lo que no he dormido esta noche...

P.D.2. Aclaración: en ningún caso le he dado la carta a mi hermana; simplemente he escrito todo lo que le diría y que... no puedo o... no me atrevo.