Datos personales

Mi foto
Me gusta la escritura, la lectura, la perfección, una silueta esbelta, una piel bronceada, suave y firme... la moda, los retos...
AT E N C I Ó N:

***Esto no es un blog pro-ana/pro-mía; para nada quiero inducirte a que hagas algo que no quieras;

***repito: aquí sólo plasmo mis sentimientos, sensaciones y los pensamientos que invaden mi mente... (una forma de desahogo y, en cierta manera, de control hacia mi misma);

***en ningún caso, en esta página, encontrarás tips ni consejos para aprender a vomitar...

***Así que, si buscas eso, o crees que no va a gustarte mi forma de vida, o la forma en la que enfoco las cosas, o no vas a sentirte cómodo/a leyéndome...

"sal inmediatamente de aquí porque este no es tu lugar")

¡Nadie está obligado a seguir leyendo si lo que lee... no le gusta!

He abierto este blog, más que nada, para desahogarme y sentir que tengo el apoyo de la gente; quiero compartir "todo lo que pasa por mi mente" con todas vosotras. Me siento muy sola y pocos me entienden.

A parte de mi diario personal (escrito a mano)... a menudo iré escribiendo aquí ya que me conectaré cada día (al menos eso intentaré) para alimentarme de vuestras fuerzas y ganas de luchar por NUESTROS OBJETIVOS.

Princesitas... ¡JUNTAS LO CONSEGUIREMOS!



MI ALTURA: 1.62















TrastornoGrado
ParanoideMUY ALTO
EsquizoideALTO
EsquizotipicoMODERADO
HistrionicoBAJO
AntisocialMODERADO
NarcisistaMODERADO
LimiteMUY ALTO
ObsesivoALTO
DependienteALTO
EvitadorMUY ALTO


Test de trastorno de personalidad

Mis otros blogs (sub blogs)

Sub. blog: THINSPIRATION

Sub. blog: MIS METAS

Sub. blog: MIS INTAKES + GYM

jueves, 4 de junio de 2009

1 mes. Decisión tajante

Hola corazones; supongo que os habrá llamado la atención que no haya comentado en vuestros blogs pues siempre soy fiel a ellos...

Os he leido, sí, una por una... pero no me veo con el coraje suficiente como para comentaros los posts, lo siento.

He tomado una decisión: no volveré a escribir hasta que mi peso sea de 48,5 kg. Lo siento chicas pero me estoy volviendo todavía más loca entrando cada día en el blog, a cada hora, a cada minuto... Se ha convertido en una necesidad y eso no me agrada.

Os seguiré leyendo y, de vez en cuando, comentando; estaré pendiente de todas vosotras...

Pero he añadido un problema a mis montones de problemas: me angustia demasiado el querer entrar en el blog y, a veces, no poder o porque está mi cari o quién sea. Así que quiero quitarme... esta obsesión por el blog...

Estoy derrumbada y con pocas fuerzas para seguir escribiendo...

Espero poder volver a publicar lo antes posible pues eso será una buena señal...

Y aquí os dejo un regalito: un video hecho por mi (he estado toda la mañana haciéndolo ya que soy un poco paleta para estas cosas...); espero que os guste...



Os quiero mucho, hasta pronto y muchas gracias por estar ahí, de verdad.
Espero que me entendáis, aunque sea un poco...

martes, 2 de junio de 2009

Día 30. Al borde de la desesperación


Estoy agitada, nerviosa, alterada, transtornada, perturbada, apenada, entristecida, llorosa, impacientada, desesperanzada, irritada, agobiada, atormentada, desmoralizada, encolerizada... completamente desequilibrada...

Podría seguir y no parar... pero creo que ya ha quedado bastante claro.

Hoy ha sido uno de mis peores días y no porque alguien me haya dicho o me haya hecho algo que me haya sentado mal. No alguien de carne y hueso, precisamente. Pero si "un alguien" que todos conocemos con el nombre de "báscula".

Ayer me pesé y pesaba 49,8, ¡olé por mi! ... Acabé mi día bien, no perfecto pero bien... Sólo que me excedí un poco con los cereales de fibra pero, por todo lo demás, guay.

¿Y qué ha pasado esta mañana? Se ve que la báscula se ha enfadado y me ha castigado haciéndome pesar 50.6 de nuevo. ¿Será posible?

Me he quedado petrificada, atónita, absorta, inmóvil... os juro que no me quería bajar y no sé por qué. Me he quedado en estado de shok.

Cuando he reaccionado... he bajado y he escondido la báscula estando, todavía, sobresaltada y sin creérmelo.

Después:
1. Me he ido a la cocina y me he preparado el desayuno como siempre.

2. Me he ido al gimnasio (una hora y 15 min)

3.
He vuelto histérica, pues ahí he coincidido con una chica alta y delgada... envidiable, vamos, y en lugar de servirme para inspirarme... ¡no! ... me he zampado:
---- 3 tortitas de arroz
---- 2 tostadas
... y todo esto mientras ordenaba la casa ...

4.
Después he preparado la comida (hoy venían mis padres) y me he zampado:
---- 1 trozo de pechuga de pollo
---- 1 poco de arroz blanco
- 2 tostadas

5.
A media tarde
---- Cereales de fibra

6.
He ido a echarme la siesta puesto que no tenía ganas de nada y, además, apenas había dormido cuatro horas esta noche y, al despertarme, me he engullido:
---- Cereales de fibra, de nuevo.

En cada mordisco que pegaba... una voz me recalcaba que estaba haciéndolo mal, me recordaba que era una perdedora, una fracasada... una gorda estúpida que no sirve para nada más que comer y comer. Y en lugar de dejar de comer... comía más y más rápido casi sin masticar ni saborear y, a la vez, me golpeaba a mi misma y me arañaba con el tenedor llorando desconsoladamente y gritaba una y otra vez que, porfavor, esa voz dejara de retumbar en mi cabeza.

Soy consciente que no he engullido cosas muy calóricas pero yo me tengo tajantemente prohibido comer carbohidratos después del desayuno y... ¡para mi ha sido un pecado... mortal! Además, soy tan gilipollas que no me veía ni capaz de vomitar...

He decidido no cenar, está claro; y aquí me veis, escribiendo gilipolleces a la vez que me fumo un cigarro.

He descargado la ira y me siento un poco mejor, pero tampoco es para tirar cohetes. Es para pegarme ostias porque no merezco ni estar aquí, no merezco nada bueno después de lo mal que he actuado hoy. Sólo tengo ganas de gritar... de estrangular a alguien, más bien a mi. Quiero cojerme fuerte, menearme y gritarme.... ¡qué coño haces! ¿no ves que te vas a poner como una puta vaca? Sólo me avisa esa voz pero... esa voz ya me da miedo. Me persigue en cada momento de mi vida. Haga lo que haga... esa voz está ahí, diciéndome lo que tengo que hacer y lo que no, cómo debo ser, cómo debo actuar... ¡y quiero que se vaya de mi vida, lejos, muy lejos, quiero que se vaya, no quiero que me acose de esa manera tan cruel!

Estoy muy irritada, la ira me desconcierta, me descoloca. No entiendo cómo puede ser que hace dos días me encontrara "tan bien" y hoy... todo lo contrario. Basta tan poco para cambiar de humor... ¡unos "simples" números en una puta báscula! . . . No me gusta ser tan extremista. No me gusta ser yo. Pocas veces encuentro un equilibrio; casi siempre estoy eufórica de contenta o derrumbada de dolor.

He decidido que, mañana:
1// Cuando me despierte: desayunar lo de siempre y no me pesaré porque quiero vivir mi día en la ignorancia...

2//
A las 09:00h: hacerme la manicura

3//
A las 10:00h: irme a comprar el regalo de mi hermana y para mi un libro de lectura.

4//
A las 11:30h: si tengo ganas... ir al gimnasio (no es obligado puesto que fui ayer y hoy, y mañana me lo tomaría de descanso pero, de igual modo, el jueves y viernes voy a ir seguro)

5//
A las 13:00h comida: lechuga y 1/2 tomate

6//
A las 15:00h: le había dicho a mi madre que iría a la playa con ella y lo voy a cumplir, no quiero poner excusas (además, me servirá para coger color, entretenerme y no pensar en comida)

7//
A las 18:30h: ducharme y arreglarme en casa de mis padres para volver a mi casa y ver a mi cari.

Y bueno, mi cari hoy me ha propuesto que hagamos una cena "romántica" mañana en casa. Le he dicho que vale. Pero acabo de planear que le diré que me ha sentado mal algo que he comido y que me duele muchísimo el estómago y que no voy a cenar. Si se lo cree que se lo crea. Si no... me importa una puta mierda porque yo mañana sólo pienso comer 97 calorías.

Gracias por estar ahí siempre...

P.D. Lo siento... pero no tengo ni coraje de leeros ahora... mañana será otro día... os quiero.